Ley General de Telecomunicaciones

Por Robert Santos Pantaleon

Modernizar la Ley General de Telecomunicaciones 153-98: Un reto de Todos

La República Dominicana es una de las economías mas dinámicas de la región de Centroamérica y el Caribe, y son muchos los sectores que contribuyen anualmente a esta situación, las Telecomunicaciones ocupa uno de los sitiales punteros.

Cuando se promulgó la ley en 1998, el mercado de telefonía fija era de 1mm de líneas, el Internet era dial-up con unas 10,000 cuentas y el mercado de telefonía móvil apenas alcanzaba las 100,000 lineas, dos empresas eran las dominantes y había una tercera rezagada por sus bajas inversiones de penetración, no existía el mercadeo de la telefonía IP “Internet Protocol”.

Hoy en día la realidad dominicana es otra, tenemos 1.2 mm de lineas fijas, 300, 000 cuentas de Internet de banda ancha, 11 mm de líneas móviles y miles de lineas sobre redes IP alrededor de todo el país, sin embargo seguimos con el mismo marco jurídico, solo adornados por reglamentos y resoluciones que tratan de hacerlo mas adecuado y moderno.

La economía dominicana ha ido evolucionando de una basada en sectores tradicionales como la agricultura y la minería a una de servicios como el Turismo, Zonas Francas y Telecomunicaciones. Este ultimo sector presenta algunas cifras interesantes:

  • Ingresos anuales de todas las empresas de mas de US$2 billones.
  • Inversión anual promedio de unos US$650,000,000.
  • Mas de 10,000 empleos directos
  • 20 empresas de telefonía fija y móvil, 200 empresas operadoras de televisión por cable, 3 empresas de cable submarino.
  • A su alrededor mas de 115,000 asientos de empresas de Call Center que dependen de las empresas de telecomunicaciones y mas de 300 empresas integradoras y suplidoras de equipos de tecnología y telecomunicaciones, empleando a mas de 50,000 personas.
  • Presencia de los principales fabricantes de equipos a nivel mundial de origen estadounidense, canadiense, chinos y europeos.

Sectores como la banca, el turismo y el comercio deben su desarrollo actual a su extraordinario crecimiento.
Sin duda alguna todos estos datos estadísticos colocan al sector en uno de los pilares de nuestra nación.

La ley actual de telecomunicaciones tiene mucha áreas de oportunidades de mejoras que seran motivo de amplio debate entre todos los sectores que componen este dinámico sector, tales como el órgano regulador, las empresas prestadoras de servicios, los usuarios, la sociedad en general, las asociaciones de profesionales de las telecomunicaciones y la tecnología y el gobierno.

Desde nuestra óptica vemos que se hace necesario:

  • que la nueva legislación evacuada no se vea afectada por los continuos cambios tecnológicos que la dejaran obsoleta al siguiente día de su promulgación.
  • que contribuya al incremento de la competencia.
  • que regule y administre el escaso bien que es el espectro radio-electrico.
  • que regule la calidad de los servicios prestados y penalice severamente su falta de entrega.
  • que busque mecanismos para el aprovechamiento de infraestructuras publicas y el uso eficiente de espacios compartidos.
  • que regule mercados y no productos y servicios.
  • que fomente el uso intensivo de Investigación y Desarrollo para proporcionar al mercado de nuevos productos y servicios.
  • que impida que los gobiernos de turnos utilicen la eficiencia de administración de las empresas para usarlas como una piscina para buscar incremento de los ingresos fiscales.

Seguirán llegando nuevas ideas y temas que deberán ser incluidos para un análisis mas profundo por los sectores involucrados, desde aquí estaremos presente para contribuir.

Este artículo es colaboración de:

Robert Santos Pantaleon
Miembro de Prodetel
Consultor en Telecomunicaciones
MBA, PMP
http://robertconfidencial.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *