Equinoccio y Telecomunicaciones

Por Alvaro Nadal

Hola:

Por alguna razón, quizás ancestral, siempre he tenido una extraña fascinación por los equinoccios. Siempre los he entendido como momentos de cambios de importancia, algunos buenos otros quizás no tan buenos. Los antiguos realizaban celebraciones por la asociación que estas fechas tienen con la relación entre nuestro planeta y el Astro Sol.

El Equinoccio Vernal o de Primavera inicia la llegada de la primavera en el hemisferio norte y por eso es motivo de alegría, por que en aquellas latitudes en donde los cambios de estación se hacen sentir, significa la llegada de las buenas temperaturas y con ello el florecer de los arboles y el retorno del verdor y los días soleados. Durante el invierno, que precede a la primavera , las noches son mas largas y por lo tanto el frío es mayor. De ahí procede el nombre de equinoccio, del latín “aequinoctĭum” y significa “noche igual”, es decir, cuando se produce el equinoccio el día y la noche tienen la misma duración.

Pero, que es el Equinoccio? Resulta que el eje de rotación de la tierra tiene una inclinación de 23.5 (grados), con respecto al llamado plano de la ecliptica, que es el plano definido por el ecuador del sol y sobre el que se mueve la tierra en su movimiento de traslación. Esto implica que existe una linea de intersección entre el plano ecuatorial de la tierra y el plano de la ecliptica que se denomina el Eje Equinoccial. De este modo la tierra en su movimiento de traslación alrededor del sol parecería “cabalgar”, haciendo que sus polos cambien desde 23.5 grados hata -23.5 grados con respecto a una linea vertical, perpendicular al plano de la ecliptica, cada 6 meses. Es debido a este cabalgar de los polos que en verano el hemisferio norte se encuentra mas cerca del sol y los días son mas largos y en el invierno ocurre lo contrario. Cuando el eje equinoccial se alinea con el sol, entonces se producen los equinoccios y en esas dos ocasiones (cada 6 meses) el día y la noche tienen la misma duración.

En términos astronómicos, el equinoccio de primavera ocurre en el momento en que el eje equinoccial coincide con el primer punto de la constelación de Aries. Ese momento varia de año en año dependiendo de otros movimientos que posee la tierra ademas del de rotación sobre su eje y traslación alrededor del sol. Normalmente el equinoccio de primavera ocurre alrededor del día 21 de marzo y el equinoccio de otoño el 22 de octubre de cada año. Este evento da inicio a lo que se conoce también como el “Día Sideral”. Esto es, si el recorrido de la tierra alrededor del sol los dividiéramos en 24 horas, tendríamos un día imaginario que tiene su inicio con el equinoccio de primavera y su medio día con el equinoccio de otoño.

Para este año 2012, los astrónomos han determinado que el equinoccio de primavera ocurrirá mañana 20 de marzo a las 5:14 Hora Universal que para los dominicanos la 1:14 am. Como un dato interesante, este año el equinoccio se produce unas 24 horas antes de lo habitual. La razón es que al ser un año bisiesto, febrero tiene 29 días lo que obliga a que se adelante el momento del equinoccio por cerca de un día completo ya que este fenómeno no depende de la fecha sino del movimiento de la tierra en su recorrido alrededor del sol.

La llegada de los equinoccios tiene ciertas implicaciones en el mundo de las telecomunicaciones. Resulta que para el momento del equinoccio las comunicaciones satélites se ven severamente afectadas. Eso así por que debido al alineamiento del eje equinoccial con el sol , se produce también un alineamiento entre las antenas de las estaciones terrenas que miran a los satélites de órbita estacionaria y el sol. De este modo el sol y el satélite ambos alineados miran hacia la antena receptora de la señal satelital. Pero resulta que el sol ademas de la luz que produce es también una fuente inmensa de señales de radio que transmite constantemente. El alineamiento del sol, satélite y antena, técnicamente es un eclipse en el que el satélite se interpone entre el sol y la antena, pero a diferencia de un eclipse solar en el que la luna se interpone entre el sol y la tierra y hace que desaparezca por minutos la luz solar, aquí la radiación proveniente del sol es tan intensa que ahoga las señales de radio procedentes del satélite. Cuando esto ocurre se pierde la comunicación vía satélite por el tiempo que dure el transito del sol frente a la antena. En antenas grandes este tiempo es menor, pero en antenas pequeñas como las que usan en los sistemas de televisión este proceso es mas largo y se pierde la señal por mas tiempo. Este alineamiento se produce hasta por varios días después del equinoccio de primavera.

En adición al efecto de los equinoccios sobre las comunicaciones satelitales, para estos mismos meses nos encontramos en un ciclo de gran actividad solar. La actividad solar se mide en términos de la cantidad de manchas solares que se observan en su disco. Estas manchas fueron observadas por primera vez por Galileo en el 1610. En el 1849 se estableció el Observatorio de Zurich que lleva un registro preciso diario del numero de manchas que se pueden observar (Numero de Zurich). Antes de eso se realizaban observaciones que se registraban sin mucho rigor científico. Las manchas solares poseen un ciclo de valores máximos cada 11 años. En la actualidad nos encontramos aproximándonos al máximo del ciclo numero 24. Según los modelos existentes las predicciones son de que en estos dias de marzo tenderemos valores de alrededor de 80 manchas, cuando en los periodos de poca actividad este numero es del orden de entre 5 y 10.

La aparición de las manchas solares trae consigo la aparición de tormentas y llamaradas que se producen en la superficie solar y que dan origen a un aumento significativo de la radiación que nos llega a la tierra, Este aumento en la actividad solar de por si suele producir interferencias de importancia en los sistemas radiales de telecomunicaciones. Al asociarse la llegada del equinoccio de primavera y las interferencias en los sistemas satelitales que ya explicamos, combinado con el aumento que ya tenemos en la actividad solar, nos hace pensar que el efecto combinado de ambas cosas producirá interrupciones de los servicios satelitales mas severas que lo habitual.

Un político de los que se encuentran en campaña en estos días, después de ver esto, bien podría comentar en algún discurso, que nuestro país es tan especial y privilegiado que el equinoccio de primavera se producirá de madrugada por lo que no tendremos que preocupar mucho por las interferencia solares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *